Éxito de la décima edición de las jornadas de ojalado y Ribera

lunes, 25 de marzo de 2019
ECONOMíA - Los bares agotaron sus existencias incluso antes de la hora de finalización

Un éxito es el balance que realizan en San Esteban de Gormaz de esta décima edición de las jornadas de tapas, que bajo el nombre de Brinda Ribera, Tapea Ojalado, han permitido poner en valor dos productos que son seña de identidad de la gastronomía ribereña, como son el lechazo de raza ojalada y el vino con Denominación de Origen.

Un total de seis bares y ocho bodegas sorianas participaron en esta nueva edición que ha logrado que los comensales disfrutaran de un rico fin de semana, acompañados por la buena climatología, que ha propiciado llenar bares y terrazas y que comidas y cenas se sustituyeran por tapas en los bares participantes.

Aunque desde el Ayuntamiento todavía no han facilitado el número de tapas vendidas en esta edición, lo cierto es que algunos bares incluso terminaron sus existencias antes de la hora de finalización de las tapas, ayer a las tres de la tarde, ante la fuerte avalancha de clientes que pedían no solo probar la tapa, sino repertir.

Varios bares superar el millar de tapas vendidas en esta jornada, que se ponían en barra al precio de 3.5 euros maridadas con alguno de los vinos participantes de la cita gastronómica ribereña, que comenzó en la noche del viernes.

Durante el fin de semana fue habitual ver pasear a cuadrillas de vecinos y amigos, haciendo la ronda por los bares que participaban en esta cita y el boca a boca funcionó rápidamente para desvelar cuales eran las tapas favoritas de los distintos comensales.

Esta nueva edición permite cerrar diez décadas de maridaje o armonización, como señaló el presidente del Consejo Regulador de la D.O.Ribera del Duero, Enrique Pascual, durante la inauguración, de dos productos que son seña de identidad sanestebeña, como el lechazo de raza ojalada y el vino de Ribera. Desde el viernes por la noche noche, el vermut y cena del sábado y el vermut de ayer, se pudieron degustar productos como el pastelito ojalado con gelatina de moscatel de El Soportal, el ravioli ojalado del restaurante Antonio, el hojaldre ojalado del Hostal Moreno, el Din Sum crujiente de ojalado meloso, con fideos y sopa, del restaurante Alyjo, así como el Pan Bao con relleno de ojalado del Alquerque o los Tres Mundos del restaurante Castromoro. Estos alimentos estuvieron acompañados de ocho propuestas enológicas como el Doce Linajes, de Hispanobodegas, Silentium de Castillejo, Atalayas de Golbán de Dominio de Atauta, Rudeles de El Guijarral, Terraesteban rosé, de Aceña, Albus de Señorío de Aldea, Roselito de Antídoto y rosado Barrica de Señorío de Villálvaro.

Una de las novedades de este año es que, con cada consumición, se entregaba un vale para participar en un sorteo de varios estuches de vino, entre todos los tickets que los clientes fueron introduciendo en las urnas habilitadas en los establecimientos participantes, proporcionados por las bodegas sorianas participantes.

En estas jornadas, organizadas por el Ayuntamiento sanestebeño, colaboran el Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero y la cooperativa Ovigormaz.

En la presentación, celebrada el pasado jueves en el lagar de San Miguel, la alcaldesa ribereña, María Luisa Aguilera, calificó las tapas como “obras de arte que cada año se superan más”, y el presidente de Ovigormaz, Ángel López, agradeció a los restaurantes que quieran seguir vendiendo el producto, a pesar de las dificultades de su producción. Tanto él como Pascual coincidieron en recordar que ganadería y enología son una apuesta por el desarrollo del medio rural. Y, por su parte, el presidente de la Ruta del Vino, Miguel Ángel Gayubo, también insistió en que este tipo de actividades permiten “vender territorio”.

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2019 - sanesteban.com - 22 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.