Cuatro corales unen sus voces para demostrar su calidad

martes, 16 de mayo de 2017
MúSICA - Fuentearmegil, Alcubilla de Avellaneda, Langa de Duero y San Esteban celebraron a finales de abril su I Canta en primavera.

Para demostrar que los pueblos están vivos y tienen ganas de desarrollo cultural se reunieron en San Esteban de Gormaz las corales de Fuentearmegil, Alcubilla de Avellaneda, Langa de Duero y San Esteban de Gormaz en un concierto variado que cautivó al público en el salón de actos de las Escuelas Viejas.

La cita, que se tituló Canta en Primavera, buscaba potenciar y arropar a las pequeñas formaciones que surgen en los pueblos de la comarca y celebrar un día de convivencia musical, con el intercambio de experiencias y el valor de salir al escenario para demostrar el trabajo que realizan en estas pequeñas localidades durante todo el año.

Los primeros en salir al escenario fueron los que llevan menos tiempo de ensayo, apenas un año tiene la coral de Fuentearmegil que, dirigida por Héctor Diez  Berzosa, se atrevió con piezas como Amor que me cautivas, la tarara, Ave María, Agur Jaunak, un repaso a canciones desde el siglo XVI a tradicionales vascas o piezas religiosas o poéticas.

Después llegó el turno de la Coral de Langa de Duero, dirigida por Anna_Torrents Coll, que ofrecieron una selección musical con habaneras, boleros y música popular. Para la actuación de anoche eligieron A los árboles altos, Alma, corazón y vida, Rosita de un verde palmar y El reloj.

De nuevo subió al escenario Héctor Diez, para ponerse al frente de la Coral de Alcubilla de Avellaneda, una formación que surgió dentro del proyecto musical que capitaneaba el CEA Doña Jimena en el curso 2009/10 y que siguió apostando por la música por la voluntad de las alumnas. En su interpretación de anoche ofrecieron al público A la fuente del olivo, Dona nobis pacem, No se va la paloma y la pieza sacra de Mozart, Regina caeli, que cautivó a los asistentes.

En solitario cerró la actuación la Coral Villa de San Esteban, dirigida por Jessica Redondo Fresno, quien interpretó Boga, Boga, Camino del indio , de Atahualpa Yupanqui, A joyful alleluia y la conocida Cantares.

Como broche final todos los componentes de las cuatro formaciones corales subieron al escenario para ponerse a las órdendes de los tres directores, cada uno en una pieza, interpretando conjuntamente Benedicat  vobis, Canticorum Iubilo, de Häendel y Va, pensiero, que cosechó el aplauso apasionado del público que llenó la sala y que felicitó a la salida de la actuación a los músicos y sus responsables por haber ofrecido este regalo en forma de canción en la tarde de ayer. Una experiencia que sirvió para demostrar la calidad musical de la comarca.

La mezcla perfecta entre acción social y cultural

El concierto de anoche, además de una demostración de buen hacer musical fue la demostración del trabajo que se realiza en los pequeños pueblos de la provincia de Soria, donde el invierno es muy largo y aprovechan esas tardes para que la música sirva de canal no solo cultural sino también social. La unión de los vecinos, la reunión y unión entre ellos y posteriormente el valor de subirse a un escenario algunos por primera vez en su vida, es una demostración de que el arte musical educa, forma y socializa y que permite resurgir, al igual que ocurre en la primavera, a los sorianos fuera de sus casas para reunirse con vecinos de pueblos cercanos y tener una jornada de convivencia y fiestas.

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2017 - sanesteban.com - 20 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.