El Brinda Ribera, Tapea Ojalado “pone en valor nuestros tesoros”

viernes, 22 de marzo de 2019
TURISMO - Desde esta noche y hasta el vermut del domingo se podrán consumir seis tapas de lechazo ojalado y maridadas con ocho vinos de la Ribera del Duero al precio de 3.5 euros por tapa.

El lagar de San Miguel de San Esteban de Gormaz acogió ayer la presentación del Brinda Ribera, Tapea Ojalado que este fin de semana permitirá conocer la cocina en miniatura de seis establecimientos de la localidad y el vino de ocho bodegas de la D.O. Ribera del Duero de la provincia. La cita culinaria permite “poner en valor nuestros tesoros (no solo el lechazo y el vino sino también todo lo que les rodea)”, como afirmó el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, Enrique Pascual.

La jornada marida dos productos que son seña de identidad sanestebeña, como el lechazo de raza ojalada y el vino de Ribera. Esta noche de 8 a 10 y mañana durante el vermut y la cena y el domingo en el vermut en horario de 13 a 15 horas, se podrán degustar productos como el pastelito ojalado con gelatina de moscatel de El Soportal, el ravioli ojalado del Antonio, la tosta de ojalado de Moreno, el Din Sum crujiente de ojalado meloso, con fideos y sopa, del Alyjo, así como el Pan Bao con relleno de ojalado del Alquerque o los Tres Mundos del Castromoro. Estos alimentos presentados por los seis bares participantes podrán adquirirse al precio de 3.5 euros en los bares maridados con ocho vinos de la Ribera soriana como Doce Linajes, de Hispanobodegas, Silentium de Castillejo, Atalayas de Golbán de Dominio de Atauta, Rudeles de El Guijarral, Terraesteban rosé, de Aceña, Albus de Señorío de Aldea, Roselito de Antídoto y rosado Barrica de Señorío de Villálvaro.

Esta es la propuesta que, como calificó la alcaldesa sanestebeña, María Luisa Aguilera, “son obras de arte que cada año se superan más”, en esta apuesta por ofrecer “dos productos autóctonos”, en referencia al cordero y al vino., asegurando que en los fogones se crean “las mejores sensaciones”, como la poesía, agradeciendo el esfuerzo constante de los bodegueros, ganaderos y restaurantes.

Por su parte, el presidente de Ovigormaz, Ángel López, agradeció a los restaurantes que quieran seguir vendiendo el producto, a pesar de las dificultades de su producción, mientras recordó que desde la asociación se sigue “peleando porque mejore la calidad”, aunque “nuestro sacrificio nos cuesta”, reconoció. “Es la lucha ganadera la que permite que las explotaciones sigan funcionando”, mientras afirmó que precisamente la ganadería permite que se fije población en el medio rural.

Por su parte, el presidente de la D.O., Enrique Pascual, reconoció que “donde hay calidad está Ribera del Duero” y coincidió con López en que las bodegas también contribuyen al asentamiento en el medio rural porque se están “haciendo las cosas lo mejor posible”, recordando que en el caso de los vinos de Denominación “no nos podemos deslocalizar, hay Ribera del Duero en la ribera del Duero, no lo hay en otro sitio”, recordando que “o es esto o no es”. Por eso como territorio, “debemos acercar que la gente venga a vernos”.

Por último, el presidente de la Ruta del Vino Ribera del Duero Miguel Ángel Gayubo, también insistió en que este tipo de actividades permiten “vender territorio” y dar valor a estos productos desde la calidad, que supone un motivo más para visitar San Esteban de Gormaz, añadiendo que “el número no es lo importante, sino que la gente se vaya satisfecha”, algo que se logrará porque “vamos detrás de una buena marca”.

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2019 - sanesteban.com - 22 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.