El obispo elogia la participación sanestebeña en la homilía

martes, 11 de septiembre de 2018
FIESTAS - Hoy terminarán las fiestas con la celebración del sanestebeño ausente y la caldereta popular, que dará paso a los fuegos artificiales, la rotura de la hora y la última verbena festiva.

San Esteban de Gormaz vivió el día 8 el primero de los días grandes de las fiestas patronales en honor a la Virgen del Rivero y al Santo Cristo de la Buena Dicha con una jornada marcada por la participación vecina en los distintos actos programados. La localidad amaneció a ritmo de tambores con la tamborrada tomasina que recorrió las calles visitando a la reina y damas de fiestas y despertándolas para que tuvieran tiempo de preparar todos los actos protocolarios en los que debían estar presentes ayer. La tamborrada se unió en la puerta del domicilio de la alcaldesa, María Luisa Aguilera, con los miembros de la charanga La Joven Mafia, que comenzaron en este punto su pasacalles para las dianas matutinas.

La jornada se completó por la mañana con la misa en la iglesia del Rivero, en una Eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis Osma-Soria, Abilio Martínez, quien destacó durante su homilía la participación de los sanestebeños en los actos religiosos, la importancia de celebrar la fiesta religiosa junto a la Virgen del Rivero, como madre protectora de los vecinos y de todos los pueblos de la Concordia y también tuvo palabras de agradecimiento y elogio para la Coral Villa de San Esteban que puso su voz a la ceremonia religiosa emocionando a los fieles y arrancando un aplauso en su última canción.

Tanto para la subida al templo como en la bajada hasta la Placituela, donde se completó la mañana con hunchables para los más pequeños, participó la banda de música Compases del Duero, que también estaba dirigida por Jessica Redondo Fresno.

Por la tarde todas las miradas apuntaban al cielo, porque las nubes negras amenazaban con estropear las actividades vespertinas, tanto el espectácilo de rejones que ofrecieron en el coso sanestebeño Sergio Domínguez y Juan Quinta, que se completó con suelta de vaquillas, como la novedad de estas fiestas, la Water Party, que reunió en las piscinas municipales a numerosos jóvenes que buscaban una alternativa al festejo taurino.

La jornada festiva se completó con el baile público y la Rueda y la verbena nocturna a cargo de la orquesta Montesol.

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2018 - sanesteban.com - 21 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.