Imagen sanestebeña sobre galleta de mantequilla

martes, 15 de mayo de 2018
ECONOMíA - José Luis Carazo Manso regenta con su mujer una pastelería en San Esteban de Gormaz

Comerse San Esteban de Gormaz a bocados es algo que ahora mismo se puede hacer gracias al trabajo de José Luis Carazo Manso, un pastelero de San Esteban de Gormaz que desde 2011 regenta, junto a su mujer, la pastelería Soria Dulce en la plaza Marqués de Estella de la localidad ribereña.

Su última creación ha sido plasmar la silueta de skyline sanestebeño en una galleta de mantequilla que buscaba así contentar a sus clientes “algunos me demandaban que hiciera algo con la imagen de San Esteban y se me ocurrió esto”, reconoce Carazo, quien después de cinco años trabajando como panadero decidió apostar por la pastelería, “aprovechando que había un hueco en el sector”, afirma.

José Luis tiene orígenes sanestebeños, pero se había criado en Madrid y hace años apostó por regresar al mundo rural, primero trabajando en el sector industrial y después en panadería y este verano cumplirá siete años al frente de la empresa ribereña. En San Esteban vive con su mujer y sus dos hijos de 14 y 10 años y aunque trabaja todos los días, de lunes a domingo, reconoce que el vivir en un pueblo facilita que pueda también disfrutar de su tiempo libre con su familia “eso en Madrid sería imposible”, asegura.

Además disfruta de su trabajo “aunque a veces falta tiempo para vivir, pero aquí cunde”, añade, contento por el recibimiento que ha tenido en la localidad, a pesar de que llegó en los peores años económicos, en su segundo año al frente de la pastelería se notó la crisis económica y la lacra de la despoblación, “aquí muere gente y no hay reposición”, recuerda.

Pero cuenta con el apoyo de una clientela fiel y el turismo, especialmente el que llega desde Madrid, precisamente entre sus clientes está Vidal Lamata que le propuso hacer algo dulce con la imagen de San Esteban y así surgieron las sanestebeñas, estas pastas que costó crear al principio pero que ahora son su seña de identidad local y que confía en poder distribuir fuera próximamente, aunque por ahora ya están teniendo éxito local.

Precisamente las galletas son servidas en el comedor escolar del CEIP Virgen del Rivero en fiestas especiales y son muchos los niños que como las conocen y les gustan acuden a la pastelería para adquirirlas el resto de días. “A los turistas también les llama la atención”, afirma Carazo que desde sus inicios en el sector pastelero se dio de alta en la asociación de Artesanos de Castilla y León.

A sus 44 años, este pastelero mudó su profesión, aprendió un nuevo oficio y se encarga de endulzar los días de los vecinos y turistas de San Esteban de Gormaz desde su establecimiento, apostando por un mundo rural que permite disfrutar de la vida con un buen sabor de boca, con las arrascapostinas llevando la imagen loca de boca en boca.

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2018 - sanesteban.com - 21 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.