La asamblea local de Cruz Roja participa en un encuentro

martes, 07 de noviembre de 2017
ASOCIACIONES - Miembros de la asamblea local de Cruz Roja de San Esteban de Gormaz participaron el pasado sábado 21 de octubre en un encuentro provincial de esta ONG celebrado en El Burgo de Osma.

El Burgo de Osma acogió el XII encuentro de voluntarios de Cruz Roja de la provincia de Soria, en el que participaron unos 130 voluntarios de las asambleas de Soria capital, Almazán, Arcos de Jalón, Ágreda, San Esteban de Gormaz, San Leonardo de Yagüe y la propia villa episcopal, que disfrutaron de una jornada de fiesta para premiar el trabajo de estos sorianos.

El acto comenzó con la recepción de los voluntarios en el centro cultural San Agustín y la bienvenida a los participantes del alcalde burgense, Jesús Alonso, el presidente provincial de Cruz Roja, Modesto Fernández, el director provincial de voluntariado, Juan Antonio Antón y la presidenta de la asamblea local burgense, Sonia García.

La presidenta Cruz Roja El Burgo de Osma calificó la experiencia de “bonita y gratificante” y reconoció que actividades como la celebrada ayer permiten “dar visibilidad a todo el trabajo que lleva detrás”, reconociendo que se trata de “trabajadores silencioso”, en referencia todos los programas que llevan a cabo desde esta ONG.

Cruz Roja trabaja en distintas áreas como ancianos, juventud, mujer maltratada, menores, discapacidad, toxicómanos, inmigrantes, refugiados y socorros y emergencias, además de algunas campañas puntuales en otras áreas de desarrollo, como explicó el Antón, quien reconoció el trabajo de los 940 voluntarios de la provincia, destacando la solidaridad de los sorianos que permiten situar Soria en el cuarto puesto del ranking nacional. “Tenemos la suerte de que es una organización muy reconocida a nivel mundial y hay mucha gente que se acerca a decir que querría ayudar pero no tengo tiempo libre”, afirma el director del voluntariado en la provincia, quien explica que precisamente tiempo es lo único que se pide al voluntario, aunque precisó que “siempre hay campañas puntuales a lo largo del año que pueden ser lotería, ambulancia o recogida de alimentos” que permiten dar cabida a esos otros voluntarios.

El trabajo del voluntario es altruista, pero el mayor hándicap con el que cuentan en la provincia, como afirmó Antón es “la población envejecida, en pueblos pequeños y muy deshabitados”, aunque se intenta llegar a toda la provincia y hacer frente al problema de búsqueda de voluntariado “en las horas laborables”, como reconoce el responsable de los voluntarios, quien destacó la variedad de edades del voluntariado soriana y destacó que “Cruz Roja juventud es una parte muy importante para nosotros porque es la cantera para otros programas”.

Por su parte, el presidente de Cruz Roja recordó que “el voluntario está 365 días al año en el tiempo que puede dedicar y tener un reconocimiento con ellos es de obligado cumplimiento”, según afirmó Fernández quien reconoció que la ONG sigue teniendo muchas necesidades y puso como ejemplo los servicios preventivos o la teleasistencia, ante una población envejecida, que cuenta con 800 usuarios y precisan una atención 24 horas al día, al igual que juventud, sensibilizándola en justicia, igualdad de género o no violencia. Cruz Roja Soria cuenta ahora con todas las plazas de asistencia a refugiados ocupadas y destacó que “Cruz Roja es una asociación generalista y trabajamos en todos los temas donde vemos que hay necesidades”, reconoció.

También el alcalde burgense, Jesús Alonso, dio la bienvenida a los voluntarios a la villa episcopal, y quiso “agradecer de corazón la labor que hacen la Cruz Roja como institución y los voluntarios por su labor altruista, desinteresada buscando un objetivo que es mejorar la sociedad en la que vivimos”, destacó Alonso, quien deseó que saquen beneficios para las personas que atienden dentro de sus labores propias.

El Ayuntamiento colabora con la asamblea local de Cruz Roja y según Alonso “ojalá pudiéramos prestar más ayuda”, reconoció a la vez que agradeció la labor que los voluntarios burgenses hacen en la localidad. Actualmente la asamblea burgense cuenta con 92 miembros y esperan nuevas altas de personas con discapacidad que buscan colaborar con proyectos escolares demostrando que “las limitaciones no las pone nadie, nos las ponemos nosotros”, resaltando que precisamente por ello es aún más valioso.

La jornada de ayer se completó con una visita turística guiada por las calles de El Burgo de Osma y la catedral,  comida en el Río Ucero y tarde de fiesta, música, espectáculos y actividades en el centro polivalnete.

Desde Cruz Roja insisten en que este encuentro busca que sea un acto de reconocimiento a la actividad realizada por quienes participan de manera altruista durante todo el año, en las diferentes tareas que conforman los programas de la institución y servir de intercambio de experiencias entre el voluntariado, que enriquece la acción individual.

 

 

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2017 - sanesteban.com - 20 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.