La fábrica de harinas lleva a cabo el desescombro

lunes, 20 de marzo de 2017
ECONOMíA - La idea de la empresa es acabar con las tareas de recogida de materiales calcinados inmediatamente y poder tener en noviembre lista la nueva fábrica cuya ubicación todavía se desconoce, aunque sí confirmaron que será en San Esteban de Gorma

La empresa de Hijos de Javier García del Valle ha comenzado el desescombro de la fábrica de harinas ubicada en el centro de San Esteban de Gormaz, después de sufrir un devastador incendio por causas que todavía se desconocen el pasado 28 de diciembre, que afectó a gran parte de su producción y supuso cuantiosos daños materiales.

Ahora todos los esfuerzos de esta fábrica de harinas familiar es poder está operativos al 100% en el mes de noviembre, con unas nuevas y renovadas instalaciones, aunque siguen trabajando diariamente para dar servicio a todos sus clientes, a los que no han parado de suministrar material desde la semana del suceso.

A mediados de enero, Hijos de Javier García del Valle ya realizó un primer desescombro pero no para retirar material, sino a petición de la Policía Judicial y de los peritos de la aseguradora, para trabajar en el esclarecimiento de las causas del incendio, del que todavía no han recibido comunicación ni valoración de daños por parte de los técnicos.

Después de más de dos meses desde que se produjera el incendio, desde la pasada semana, el olor a quemado volvió a recorrer las calles de San Esteban, al remover las piedras y el material derribado en el primer desescombro, así como la estructura derribada en la misma jornada del incendio para evitar que cayera sobre la vía pública. Desde ese momento fue más sencillo el acceso al interior de las dependencias quemadas en concreto en la pared oeste de la fábrica, aunque el material fue depositado en el aparcamiento anexo a las instalaciones que también ha comenzado ya a ser retirado.

Mientras se llevan a cabo los trabajos de desescombro, en la fábrica y en la zona de molinos y empaquetado se continúa trabajando para poder cumplir con los trabajos y pedidos, mientras esperan poder iniciar los trabajos de reconstrucción de estas instalaciones que suman la tercera generación de harineros de la familia.

En el momento del incendio, la empresa contaba con ocho trabajadores directos, a los que se suman los trabajos indirectos, como biólogos, marketing, ensayos, transportes, lo que aumenta el número de afectados por este incendio. Desde la empresa en todo momento garantizaron los puestos de trabajo y apostaron por un futuro de crecimiento empresarial en la misma localidad ribereña, que se volcó para ayudar tras el incendio.

El incendio, cuyas causas todavía se desconocen y el aviso en el 112 se llevó a cabo poco antes de las 6 de la madrugada del 28 de enero y uno de los propietarios, que reside en una vivienda situada en la zona de la fábrica, se despertó alertado por el olor a humo y alertó a toda su familia, que fue evacuada rápidamente. Afortunadamente, a pesar de los graves daños materiales, no ha hubo que lamentar ningún daño personal y desde la harinera agradecieron el trabajo de los responsables de la Guardia Civil, bomberos, Cruz Roja, Ayuntamiento y vecinos de la localidad que se acercaron hasta el lugar de los hechos para intentar ayudar a sofocar el incendio, que paralizó el centro de San Esteban de Gormaz, al encontrarse la fábrica de harinas situada en plena travesía de la localidad.

Los García de Cárdenas son una familia muy conocida en la villa ribereña y son muchos los vecinos que habían trabajado a lo largo de la historia de la fábrica en sus instalaciones, bien con el padre de los actuales gerentes o con el abuelo, fundador de la empresa en los años veinte. Fue Isaac junto a su hijo Javier los que montaron este negocio que hoy sigue funcionando con el nombre de hijos de Javier García del Valle, bajo la dirección de dos de sus vástagos, Jaime y Pablo García de Cárdenas.

La actual fábrica fue comprada por el padre de los actuales propietarios en 1946 con el aprovechamiento de las aguas del Duero a través del canal que abastece su consumo y que crea una bella estampa en los Sotillos de San Esteban de Gormaz, cuando el Duero cruza la villa ribereña. Años más tarde, los actuales responsables también llevaron a cabo una fuerte reforma de las instalaciones y promovieron la construcción de un nuevo salto de agua para generar energía limpia con la que autoabastecerse.

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2017 - sanesteban.com - 20 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.