Miriam y Gustavo Miranda Manzanares, propietarios de Pájaro Pinto

miércoles, 08 de agosto de 2018
ECONOMíA - Los hermanos Miriam y Gustavo Miranda Manzanares, de 29 y 32 años, regentan una librería copistería en San Esteban de Gormaz bajo el nombre de Pájaro Pinto.

La idea surgió de Miriam, que tras contar con la experiencia Gustavo en el sector de la copistería, piensa en montar este negocio que tenga “un poco de todo”, reconociendo que en un pueblo hay que dar un servicio completo. Acudieron al semillero de empresas, que les ayudó con los trámites administrativos, y tras pensar en la fórmula de SL optaron por crear una sociedad civil que permite que ambos sean autónomos.

El mayor problema del emprendedor en el medio rural es el económico, porque supone una alta inversión, deben contar con un mínimo de stock y lamentan que no tengan más ayudas, a pesar de lo que se anuncia desde las Administraciones. A eso se suma las limitaciones por la falta de población y la competencia de internet, ya que mucha gente no sabe que los libros tienen un precio marcado por ley, por lo que les cuesta lo mismo comprarlo a través de la red que en una tienda física de cualquier lugar del mundo y se equivocan pensando que en internet es más barato.

Abrieron sus puertas coincidiendo con el día del libro de 2016 y tras la inauguración, acudieron a la feria del libro sanestebeña. Saben la importancia que tiene para los vecinos no tener que desplazarse y si un cliente busca un libro que no tienen en su stock “de un día para otro se lo conseguimos”, explican, reconociendo que cada vez más clientes son conscientes de esa ventaja. Ambos se muestran satisfechos con el recibimiento que han tenido por parte de los sanestebeños y en estas semanas comienza una de las temporadas fuertes del año, junto con Navidad: la reserva de libros escolares para el próximo curso y el inicio del verano que supone un incremento de población y turistas.

Recuerdan su primer día con las estanterías prácticamente vacías a la espera de la respuesta de los clientes “y mira ahora”, reconocen señalando estanterías repletas de ejemplares de las últimas novedades, lectores infantiles, juveniles y especializada, junto con material escolar y juegos de mesa que completan parte de su oferta junto con imprenta, sellos y tarjetas de visita, memorias USB o tintas de impresoras y recargas de móviles, su última incorporación.

Una librería donde “mientras los padres compran, los niños puedan estar pintando o leyendo” en una mesa preparada para ellos, que hace que muchos niños cuando pasean con sus padres por la Calle Mayor entren al establecimiento para entretenerse. El espacio permite pensar también en el futuro con talleres de lectura o cuentacuentos, una idea que ambos confían ilusionados en poder desarrollar. Mientras su escaparate, ahora dedicado al Principito, sigue siendo un reclamo para los que pasean por la calle que incluso los inmortalizan en sus cámaras.

 

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2018 - sanesteban.com - 21 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.