Paginas web de Soria: Gormaz Informatica
San Esteban de GormazChoose your language
Historia de San Esteban de Gormaz

   San Esteban de Gormaz es una villa en la que han ocurrido cantidad de acontecimientos relevantes. Para hacer constancia de ello, a continuación encontrarás los hechos más importantes acaecidos en San Esteban divididos en los siguientes periodos de tiempo:

Orígenes - Siglo X

900 a.C.- La primera referencia de vida humana en San Esteban de Gormaz es un hacha de talón de la época celtíbera. En aquél entonces era un castro de cierta importancia, como cruce de caminos o parada obligada para aquellos que iban de Clunia a Termes, y de Uxama a Segontia Lanka (Langa de Duero).

100 - Los romanos comienzan a protagonizar la historia y dejan en San Esteban cantidad de lápidas, relieves militares y estelas honorarias

300 - En este periodo celtíbero-romano, San Esteban de  Gormaz alcanza el calificativo de pueblo, y se convierte en algo más que un importante cruce de caminos.

500 - Empieza a florecer la "subcultura" del Duero y la convivencia de visigodos e hispano parlantes. También aparecen las primeras muestras de cristianización.

700 - Llegan los musulmanes y árabes a la Península. Alfonso I, que continuando con la labor de Don Pelayo protagonizó grandes campañas contra los musulmanes hasta la cordillera central, ocupa Osma, Clunia y Sepúlveda con todos los lugares y castillos de su distrito.

800 - Castro Moro, que era como se llamaba por aquél entonces a San Esteban, ya posee su propio Castillo y sus murallas de tapial, refortificadas por Alfonso III una vez conquistada en el 883.

900 - Hemos visto como hasta el siglo X, San Esteban de Gormaz ha sido la confluencia de tres culturas: la hispana (mezcla de celtíberos, romanos, visigodos y cristianos), la musulmana y la árabe. Todas ellas han dirimido sus diferencias en San Esteban, debido a su estratégica e importante situación geográfica: a la margen derecha del Duero. Así pues, San Esteban de Gormaz se convirtió en frontera natural y puerta de Castilla.

  
Actuales restos del castillo
 
(fotografía de Juan Pablo Tejero Martín - 1998)

Siglo X - Siglo XI

912 - La repoblación que sufre San Esteban de Gormaz, sobre todo militar, significa su relanzamiento que provoca que los musulmanes sitien San Esteban en el 917 bajo las órdenes de Abi-Abda. Aunque lo único que consiguió Abi-Abda fue que su cabeza fuera expuesta en las murallas de la villa, ya que la providencial aparición de Ordoño II, rey de León, hizo que los musulmanes cayeran derrotados en su intento de apoderarse del pueblo.

919 - Los musulmanes vuelven al ataque, ahora de mano de Almodhafer, para sufrir otra derrota consecutiva, una vez más, propiciada por Ordoño II. Sin embargo, Abd-al-Rahman III logra apoderarse de San Esteban en el 920 junto con Osma, Alcubilla y Clunia. En los años siguientes, la villa pasa con extrema facilidad de manos musulmanas a cristianas y al contrario. De ahí, que en el 941, el general y poeta Galib escribiera estos versos:

De un lado nos cerca el Duero,
del otro Peña Tajada.
La salida está en vencer,
y en el valor la esperanza;
la sangre de los infieles,
enturbie del Duero el agua.

Para resumir, sólo diré que entre los años comprendidos entre el 920 al 975, San Esteban de Gormaz pasa de dueño en 11 ocasiones (en sólo 55 años), lo que hace que sus murallas, castillo y edificaciones no cesen de repararse una y otra vez.

978 - En este año tiene lugar la maravillosa leyenda del Vado de Cascajar, originada en la batalla en la que Orduán es derrotado por Garci Fernández que, falto de auxilio, tuvo que rendir la villa al año siguiente al ejército árabe. Y no se acaba aquí el paso de la batuta, no.

1054 - Hemos de dejar pasar unos cuantos años más hasta que por fin, Rodrigo Díaz de Vivar (más conocido como el Cid Campeador por ser en muchas ocasiones vencedor de batallas) recupere para nosotros San Esteban de Gormaz de manera definitiva en el 1054. A partir de entonces, se inicia la repoblación estable de la villa. No obstante, nuestro amigo Anotnio Tejedor, nos apunta que cree ser errónea la atribución a Rodrigo Díaz de Vivar de la conquista de nuestra localidad, error que seguramente trae causa del cometido por Juan Antonio Gaya Nuño al hacer idéntica afirmación en su tratado sobre «El Románico en la provincia de Soria». No existe certeza absoluta sobre la fecha de nacimiento del Cid, siendo la comúnmente admitida la de 1043, si bien hay historiadores que la retrasan hasta 1049. En el más favorable de los casos, Rodrigo tendría 11 años en 1054, edad precoz en exceso para acometer la tarea de rendir la plaza fuerte de San Esteban. Por otro lado, y en esto hay unanimidad historiográfica, la primera referencia  documentada a Rodrigo de Vivar alude a su participación, junto al futuro Sancho II, en la defensa de Graus en 1063 frente a las tropas aragonesas, sin que exista mención alguna anterior al héroe castellano.

1100 - Entre los años 1097-1098 se escriben los versos que citan a San Esteban y a los sanestebeños en el Cantar de Mío Cid, y que darían lugar al romance que explica lo acogedor que fue esta villa con las hijas del Cid después de que sufrieran la Afrenta de Corpes. Antes de acabar el siglo, tendría lugar la obra más característica de San Esteban, la que mejor identifica su pasado, la más bella por su primitivismo y sencillez: la Iglesia de San Miguel. Este es el periodo de mayor importancia histórica, sin duda, de San Esteban de Gormaz, en el que hubo derroches de valentía, honor, dignidad y orgullo mezclado con traiciones, venganzas y viles instintos, aderezado todo ello con sangre y Duero:

Son muchísimos los moros
que han sitiado San Esteban;
de Peña Tajada a Langa,
desde Tiermes hasta aquella,
no queda de tierra un palmo
sin pasar gente agarena.

Siglo XII - Siglo XIII

1101 - Por aquél entonces ya se suponen construidos el Rivero y la iglesia del monasterio de San Esteban. En el 1102 pasa por San Esteban el cortejo fúnebre de los restos del Cid acompañado por su esposa Doña Jimena y sus hijas.

1163 - En 1163 el castillo recoge a un personaje importante: Alfonso VIII, quien con siete años de edad huía de la tutela de su tío Fernando II de León, y a quien le protegía Pedro Nuñez, señor de San Esteban. Alfonso VIII es considerado el rey castellano más soriano y sanestebeño de los habidos.

1187 - Alfonso VIII celebra en San Esteban de Gormaz lo que serían las primeras Cortes de Castilla, la más bella de las instituciones que el mundo antiguo legó al mundo moderno. Es necesario destacar la importancia de este hecho.

1226 - Fernando III, el Santo, confirma el privilegio de Fernán González sobre las Tres Casas de la Olmeda, para que San Esteban, Osma y Gormaz junto con sus comarcas pudiesen considerarse como un sólo término.

1239 - Alfonso X, el Sabio, también escribió la historia sanestebeña, pues estuvo en la villa en dos ocasiones y la inmortalizó al mandar componer sus Cantigas de Santa María, una de las cuales relata la sanestebeña Leyenda del Vado de Cascajar

1300 -   Estos dos siglos compusieron la época de mayor esplendor de San Esteban, pues además de finalizar las pinturas murales del Rivero, la Comunidad de Villa y Tierra de San Esteban de Gormaz contaba por esas fechas con 3000 vecinos, 120 de ellos caballeros y 562 hebreos. Esta cantidad por sí misma nos indica la importancia que tuvo en sus tiempos nuestra villa y la contribución a la España de este período.

Fernando III el Santo, rey de Castilla y León

Siglo XIV - Siglo XVII

1301 - Empieza un período de crisis debido a las numerosas hambres, pestes, y epidemias añadidas a la falta de productividad de los campos. La población sanestebeña cae estrepitosamente.

1394 - Juan I entrega la villa a su hijo Fernando de Antequera. En este mismo año, Enrique II convoca Cortes en San Esteban, aunque finalmente se celebrarían en Valladolid.

1420 - Comienza muy lentamente la recuperación de la villa. Ya con el reinado de Juan II, aparece el noble castellano Álvaro de Luna, primer señor de San Esteban que más tarde se convertiría en Conde, con carácter hereditario, de San Esteban en 1423, lo que le convierte también en el 1r conde que tuvo la villa.

1444 - Existe en San Esteban una escuela de gramática que, como era habitual, dependía del obispado y debía de tener un mínimo de veinte alumnos que justificaran las fanegas de pan que recibía el maestro puesto que éste no disponía de ningún tipo de salario. Él solo debía enseñar latín, doctrina, canto, recitación, leer y escribir.

1464 - La escuela de gramática empieza a dar sus frutos y uno de sus posibles alumnos, García Santisteban, llegaría a ser copista de la catedral, donde reprodujo el "fortalium fidei", que recoge la famosa Leyenda del Vado de Cascajar.

1474 - El Marqués de Villena se apodera de San Esteban cuando por entonces reinaban Isabel y Fernando, los Reyes católicos, que estuvieron en San Esteban por aquellos años.

1480. En ese mismo año, la villa pasa a manos de Juan Pacheco de Luna, hijo del Marqués de Villena. Los Reyes católicos repiten su visita a la villa en 1490 para presenciar sus ferias de ganado.

1492 - Los sanestebeños de la época lucharon junto al Marqués de Villena hasta entrar victoriosos en Granada, donde los árabes todavía ofrecían resistencia a los cristianos.

1504 - Los Reyes Católicos conceden a San Esteban lo que fuera en aquél entonces un privilegio: un abaratamiento del pan. Todo ello gracias a las gestiones necesarias que llevó a cabo el padre de Juan Pacheco, Diego López Pacheco, conde de San Esteban después de la muerte de su hijo en el 1501. Este hecho, el abaratamiento del pan, nos da idea de las dificultades por las que atravesaba la Muy Noble y Muy Leal villa de San Esteban de Gormaz.

1594 - Después de unos años de verdaderas dificultades como hemos podido comprobar para los sanestebeños, el balance de la población era de 261 vecinos, 16 hidalgos, 237 pecheros, 8 clérigos y 12 religiosos franciscanos. Una verdadera lástima si recordamos el resplandor de tiempos pasados.

1628 - Una epidemia de peste bubónica invade a la villa a finales del s. XVI y principios del s. XVII. A este lamentable hecho, hemos de sumar una sequía de efectos inconmensurables que invade a todo España, que acarrearía tras de sí el tifus.

1646 - El resultado de todas estas desgracias son los 296 vecinos y 33 viudas en toda la comarca. Todo lo explicado nos dice el porqué de esas tradiciones tan sanestebeñas como la Concordia o el sacar a la Virgen en rogativa, pues la impotencia de un pueblo no deja más alternativas que mantener la esperanza o sentarse a esperar la muerte.

1629 - Se construye el Ayuntamiento para alcaldes y regidores. En estos mismos años San Esteban recibe la visita de Felipe IV con su hija Mª Teresa en 1660 y la visita del cortejo regio que  iba a recibir Mª Luisa de Orleans, esposa de Carlos II en 1679.

  
Día de la Concordia frente a la iglesia de Ntra. Sra. del Rivero

1679 - Documentos legados de aquél entonces, dan constancia de cómo el Castillo comienza a desaparecer poco a poco, encontrándose ya "desmantelado y desechos los techos y algunas bóvedas".

Bibliografía

  • Memorias de mi pueblo, de Eduardo Bas Gonzalo




Biblioteca Municipal
Haz búsquedas en tiempo real en el catálogo de la Biblioteca Municipal de San Esteban de Gormaz:

Descargar Kaspersky gratis


Gracias por tu visita número


Portal creado por JuaNPa, con la colaboración de Ana Hernando, el Ayuntamiento y los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© Copyright 1997-2014 - Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta página sin el consentimiento de su autor