La Coral Villa de San Esteban siembra de música e ilusión

viernes, 10 de enero de 2020
CULTURA - La formación musical ofreció un concierto en la parroquia dentro de la programación invernal

La Coral Villa de San Esteban se ha convertido en un clásico en la programación de las fiestas invernales de San Esteban de Gormaz y ya tiene una cita marcada en el calendario cada noche del 26 de diciembre, festividad de San Esteban, cuando ofrece su tradicional concierto de Navidad que este año volvió a sorprender a los visitantes a los que llenaron de ilusión y magia con sus canciones.

La formación que dirige Jessica Redondo Fresno volvió a deslumbrar y traslado su mensaje de amor, como decía el programa de mano que repartieron antes del concierto con un mensaje de esperanza, porque Más allá del rencor, de las lágrimas y el dolor, brilla la luz del amor dentro del corazón. Parafraseando la canción apostaron por llenar la parroquia y las calles de la localidad ribereña de ilusión, Navidad, poniendo sueños a volar, sembrando paz y brindando amor, porque el mundo entero pide más.

Durante la primera parte del concierto que ofrecieron en el templo sanestebeño apostaron por una canción de J. Domínguez, Puer Natus in Bethlehem, así como la animada Ro, mi niño Ro, de S.P. Echeverría, unida a una canción popular de Venezuela, con arreglos de Schönherr, Corramos, corramos, y el Oi Bethelem, de A. Donostia. La primera parte del programa se completó con el Señora Doña Mía, una canción popular chilena también con arreglos de Schönherr y El Nacimiento de A. Ramírez, con arreglos de D. Andreo.

Durante la segunda parte del concierto que ofrecieron de manera gratuita como regalo navideño, interpretaron Magos de Oriente, de C.R. Parra, Más Allá, de Gloria Estefan y la tradicional pieza del siglo XVI Gaudete, todas ellas con adaptaciones de la propia Coral Villa de San Esteban. Completaron el concierto La araña en Belén, de J.L. Calvo.

Los retos a los que se enfrenta en cada concierto la Coral siguen creciendo y ya ni siquiera el idioma es un problema para ellos, como demostraron con el villancico en euskera Izar Ederrak, de Josu Elberdin.

El concierto finalizó con la canción tradicional El pequeño tamborilero, con arreglos de H. Simeone.

Una vez más, Jessica Redondo Fresno, supo compatibilizar las voces de la formación sanestebeña y encargarse de sacar el mejor partido del timbre y el tono de cada participante, en una formación que ha llegado a ser una gran familia y que demuestran una gran sintonía en cada espectáculo.

La Coral Villa de San Esteban nació hace 18 años y desde su fundación siguen cumpliendo con su objetivo: ofrecer conciertos en diversas épocas del año y ser referente en la formación vocal de sus participantes y vecinos.

Durante la semana se reúnen dos días para ensayar, con una hora y media  de duración cada uno de los ensayos, aunque en ocasiones, y dependiendo de los compromisos puntuales, pueden realizar ensayos parciales, para hacer de la música un referente musical en la localidad.

Vestidos de negro, mostrando su sobriedad, pero con un toque de color rojo en su solapa, la Coral Villa de San Esteban, pone todos los años su voz para disfrute de unos vecinos que no dudan en llenar cuantos auditorios acogen sus conciertos.

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2020 - sanesteban.com - 23 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.