La pasión por el teatro, también vuelve en Navidad

viernes, 31 de enero de 2020
VILLáLVARO - La asociación Virgen de las Lagunas de Villálvaro vuelve a ofrecer a sus vecinos varias representaciones teatrales en las fiestas navideñas

La asociación Virgen de las Lagunas de Villálvaro sabe lo importante que es el teatro no solo como espectáculo cultural desde el punto de vista del espectador, sino también para trabajar distintos aspectos en el desarrollo de los más pequeños y por eso cada año organizan varias representaciones teatrales que llevan a cabo normalmente en los momentos de mayor afluencia de vecinos, como Navidad.

Y esta vez no ha sido menos, aprovechando las vacaciones de Navidad y dentro de la programación cultural que durante estos días han podido disfrutar los de vecinos de esta pedanía ribereña, la asociación organizó una noche de teatro, donde los protagonistas y actores eran los vecinos locales.

Un total de tres obras fueron las que llevaron a escena durante estos días: la primera para los más pequeños con Miguelito el posadero, después, para los chavales más grandes, la obra elegida fue Las narices del Mago Pirulo y para los mayores la función terminó con la representación de Adivina, adivinanza.

Así hicieron un repaso a obras de los años treinta, de la gran escritora Elena Fortún, pseudónimo de Concepción Aragonéz, quien escribió una docena de obras para niños, pensando no solo en ellos como público, sino también en que fueran los absolutos protagonistas imprimiendo en ellas su especial sensibilidad por la infancia y sus necesidades, como es el caso de Miguelito el posadero, que forma parte de su obra Teatro para niños, editado por primera vez en 1942, donde compila sobre todo las obras que la autora madrileña había ido concibiendo y publicando en la revista infantil Gente menuda desde 1931.

Desde la asociación Virgen de las Lagunas tienen mucho trabajo en las semanas y meses previo a las funciones, porque deben elegir las obras, adaptarlas a los más pequeños, buscar la ropa y el decorado, con el que implican a todo el pueblo y ofrecer este trabajo que asegure los intereses y la óptica infantil y destinadas a todo el público.

Pero que sea una obra para niños no quiere decir que sea un tema banal, de hecho en Miguelito se trata, aunque de forma cómica que deforma parte de la temática, la muerte revestida de normalidad.

También la segunda de las obras era de Elena Fortún, Las narices del mago Pirulo, una comedia de muñecos en un acto, que presenta a algunos personajes creados por la propia Fortún en las páginas de Gente menuda y ya conocidos por los niños: el mago Pirulo, Roenueces y Bismuto. En pocas escenas desarrolla una situación fantástica que encontraremos similar, años más tarde, en un cuento del italiano Gianni Rodari: el mago Pirulo ha perdido su nariz. Al mismo tiempo, Roenuces está esperando unas bragas de seda, prenda de vestir que encargó hace tiempo. Una muñeca bailarina, un soldadito de madera (puro Andersen) y un criado vestido de marinero completan esta historia disparatada que utiliza el equívoco como principal resorte humorístico, además de salpicar los diálogos con abundantes juegos fónicos, canciones y dichos populares infantiles en un constante ir y venir entre lo real y lo fantástico. El juego de personajes sirve para construir una pieza sencilla pero llena de resonancias propias del universo infantil y que contiene ya los elementos que van a caracterizar el teatro para niños de esta autora.

Con un lleno total, esta afición por el teatro, les lleva a seguir manteniendo su apuesta por la formación y la cultura para generar una cantera de actores que puedan mantener vivo este patrimonio artístico, les permite también que no se pierdan sus raíces y que acudan a ensayos y representaciones.

 

 

 

Informa Ana Hernando
Portal creado por JuaNPa, con la colaboración especial de Ana Hernando y de los habitantes del municipio de San Esteban de Gormaz
© 1997-2020 - sanesteban.com - 23 años acercando San Esteban de Gormaz al mundo.